octubre 4, 2023

Desventajas de estudiar en una universidad privada

Desventajas de una universidad pública

En Alemania se encuentran algunas de las mejores universidades del mundo. En Alemania hay dos tipos de universidades: públicas y privadas. Las universidades públicas están financiadas por el gobierno, mientras que las privadas están subvencionadas por las tasas de matrícula y las donaciones de antiguos alumnos y empresas.

¿Qué tipo de universidad le conviene? En este artículo se analizan las diferencias entre las universidades públicas y las privadas en Alemania, incluidas las tasas de matrícula, los requisitos de admisión, los plazos de solicitud, el número de programas y la proporción entre profesores y alumnos. Así que, ¡comencemos!

La primera diferencia entre las universidades públicas y privadas en Alemania son las tasas de matrícula. Las universidades públicas son mucho más baratas que las privadas, ya que el gobierno las subvenciona. Por ejemplo, los costes de matrícula para obtener una licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Goethe de Frankfurt (universidad pública) son cero. Sólo hay que pagar unos 350 euros en concepto de tasas semestrales. En cambio, obtener el mismo título en la Frankfurt School of Finance & Management (privada) te costará 7.050 euros por semestre. Podrías ahorrarte más de 6.500 euros por semestre sólo estudiando en una universidad pública.

Ensayo sobre las ventajas de las universidades privadas

Si eres una persona que tiene que saber todo lo que hay que saber sobre un tema, la universidad puede ser para ti. A lo largo de los tres o cuatro años que dura la carrera, te convertirás en un experto en la materia que hayas elegido. Lo más probable es que puedas elegir una serie de áreas de estudio especializadas a medida que se desarrollen tus intereses.

Algunos puestos de trabajo requieren un título universitario. Por ejemplo, si quieres ser médico o veterinario, tendrás que ir a la universidad. Otras carreras suelen empezar en la universidad, como la ingeniería, la enfermería o las ciencias de laboratorio. Sin embargo, cada vez hay más puestos de aprendizaje; de hecho, hoy en día hay puestos de aprendizaje en estas tres profesiones. Si estás pensando en hacer una carrera en una de estas áreas, la universidad puede seguir siendo la mejor manera de entrar, pero investiga todas tus opciones antes de decidirte.

Los licenciados ganan un 35% más que los que abandonan los estudios, según los profesionales de las estadísticas del Instituto de Estudios Fiscales (IFS). Y aunque la diferencia se está reduciendo, el IFS afirma que no va a desaparecer pronto. No hay que olvidar que la cifra del 35% es un titular: hay muchos factores que pueden marcar la diferencia. Entre ellos, el curso y la universidad que elijas y la carrera que quieras seguir.

El problema de las universidades privadas

Mientras que hay algunos chicos nigerianos que realmente están entusiasmados con la idea de asistir a una universidad privada después de sus estudios secundarios, hay incluso más del triple de los que no desean hacerlo, especialmente aquellos que provienen de familias acomodadas cuyos padres están siempre intoxicados con la propuesta o supuesta buena moral y la alta calidad de la educación que sus hijos se beneficiarán de estas instituciones privadas.

Para no mentir ni ocultarlo, las universidades privadas tienen algunas buenas ventajas, como la ausencia de la consabida huelga en las universidades federales y estatales y el acceso más rápido y mejor a las clases, pero honestamente eso es todo de lo que pueden presumir. Olvídate de su formación y de su estilo de vida elegante. Muchos de ellos desearían estar en las universidades federales y públicas. Lol.

Ir a una universidad federal o estatal te da la exposición que necesitas en la vida y no estar confinado como alguien en una prisión o una comida calentándose en el microondas. Aprendes la ética y las orientaciones del mundo real y estás preparado para afrontar la vida porque lo has visto todo.

Contras de las universidades privadas

Un poco de información si no estás familiarizado con el sistema de educación superior en Singapur. En Singapur hay más de 300 escuelas privadas, a las que asisten unos 77.000 singapurenses y 29.000 extranjeros.

Según un reciente artículo del Straits Times, los estudiantes locales que no pasan el corte en las universidades públicas suelen cursar una carrera en estos institutos privados. Algunos ejemplos son Kaplan Higher Education Institute; Management Development Institute of Singapore; Ngee Ann-Adelaide Education Centre; SIM-GE, etc.

Así, en el pasado, pensaba que los estudiantes de las universidades privadas estaban donde estaban sólo porque no estudiaban lo suficiente.  También pensaba que eran ricos debido a las elevadas tasas escolares. Esto me daba la impresión de que estos estudiantes no se esforzaban y sólo tenían la oportunidad de ir a la universidad porque sus padres podían pagar las tasas de los institutos.

Por ejemplo, tenía un amigo íntimo, muy trabajador pero de clase media-baja, que sacó una calificación de AAB/B pero no pudo entrar en la NUS/SMU de Derecho. Al final tuvo que conformarse con su segunda opción. En cambio, había otro chico rico que sacó todos los suspensos, pero pudo estudiar Derecho en una universidad privada porque sus padres podían pagar las carísimas tasas escolares».