mayo 26, 2024

Declaracion universal de los derechos humanos explicacion para niños

Comentarios

Además de los derechos humanos recogidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los niños y jóvenes tienen derechos adicionales que reconocen que los jóvenes tienen necesidades especiales para ayudarles a sobrevivir y desarrollar todo su potencial.  Los niños también tienen derecho a una protección especial debido a su vulnerabilidad a la explotación y los abusos. Los derechos específicos de los niños se recogen en la Convención sobre los Derechos del Niño.

Al firmar la Convención, los gobiernos nacionales se comprometen a proteger estos derechos en sus países. Casi todos los países del mundo se han comprometido con la Convención, lo que la convierte en el tratado de derechos humanos más ampliamente respaldado.

La Convención fue acordada por la Asamblea General de las Naciones Unidas y entró en vigor en septiembre de 1990. Australia ratificó la Convención en diciembre de 1990. Al ratificar -o en otras palabras, aprobar formalmente- la Convención, Australia se comprometió a garantizar que todos los niños de Australia disfruten de los derechos establecidos en el tratado.

Declaración de los derechos del niño

Parece que estás usando Internet Explorer 11 o anterior. Este sitio web funciona mejor con navegadores modernos como las últimas versiones de Chrome, Firefox, Safari y Edge. Si continúa con este navegador, puede ver resultados inesperados.

Estos derechos son inherentes y universales porque has nacido con ellos independientemente de tu raza, sexo, religión, cultura o del país en el que vivas. Estos derechos humanos son inalienables porque no te los pueden quitar.

Los derechos humanos son indivisibles, están interrelacionados y son interdependientes porque la mejora de un derecho lleva al avance de los demás. La privación de un derecho afecta negativamente a los demás derechos. No se pueden respetar unos derechos y no otros.

Los derechos humanos están garantizados por el derecho de los derechos humanos a través de los tratados, el derecho internacional consuetudinario y otras fuentes de derecho; para todo ello, la Declaración Universal de los Derechos Humanos sirve de base e inspiración.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de los Derechos Humanos o DUDH. El preámbulo y los 30 artículos de la Declaración proclamaron -por primera vez en la historia- los derechos humanos universales, inalienables e indivisibles.

Declaración universal de los derechos humanos deutsch

Todos, en todas partes, tenemos los mismos derechos como resultado de nuestra humanidad común. Todos tenemos el mismo derecho a nuestros derechos humanos sin discriminación. Todos estos derechos están relacionados entre sí, son interdependientes e indivisibles.

Las Naciones Unidas establecieron una norma común sobre los derechos humanos con la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948. Aunque la Declaración no forma parte del derecho internacional vinculante, su aceptación por parte de todos los países del mundo otorga un gran peso moral al principio fundamental de que todos los seres humanos, sea cual sea nuestra nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua o cualquier otra condición, debemos ser tratados con igualdad y respeto.

Todos los países del mundo han ratificado al menos uno de ellos, y muchos han ratificado la mayoría. Estos tratados son herramientas importantes para que los gobiernos rindan cuentas sobre el respeto, la protección y la realización de los derechos de las personas en su país.

Comprender este marco es importante para promover, proteger y hacer realidad los derechos de los niños porque la Convención sobre los Derechos del Niño -y los derechos y deberes que contiene- forman parte de él.

Los derechos del niño pdf

Los derechos humanos son normas básicas a las que toda persona tiene derecho, para sobrevivir y desarrollarse con dignidad. Las Naciones Unidas establecieron una norma universal para los derechos humanos con la adopción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948. Desde entonces, se han desarrollado varios tratados de derechos humanos para reconocer los derechos básicos de todas las personas. Los niños también tienen estos derechos. Los niños (menores de 18 años) también tienen derechos específicos, reconocidos en la Convención sobre los Derechos del Niño de 1989, dada su vulnerabilidad y dependencia. Todos los derechos humanos de los niños se aplican a todos los niños en todo momento, sin excepción. La provisión y protección de los derechos de los niños en la Convención es la principal responsabilidad de los gobiernos a todos los niveles, y hacer realidad la promesa de la Convención es un compromiso continuo y progresivo.

Los tratados internacionales de derechos humanos se elaboran mediante la negociación entre los gobiernos.  Los Estados miembros de las Naciones Unidas elaboran un conjunto de normas comúnmente aceptables para el tratamiento de las personas por parte de sus gobiernos. La Convención sobre los Derechos del Niño refleja un consenso mundial sobre las condiciones para una buena infancia.