mayo 19, 2024

Declaracion universal de los derechos humanos articulos mas importantes

Cuáles son los 30 derechos humanos

La Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH) es un documento internacional adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas que consagra los derechos y libertades de todos los seres humanos. Redactada por un comité de la ONU presidido por Eleanor Roosevelt, fue aceptada por la Asamblea General como Resolución 217 durante su tercera sesión, el 10 de diciembre de 1948, en el Palacio de Chaillot de París (Francia)[1] De los 58 miembros de las Naciones Unidas en aquel momento, 48 votaron a favor, ninguno en contra, ocho se abstuvieron y dos no votaron[2].

Durante la Segunda Guerra Mundial, los Aliados -conocidos formalmente como las Naciones Unidas- adoptaron como objetivos básicos de guerra las Cuatro Libertades: libertad de expresión, libertad de religión, libertad del miedo y libertad de la miseria. [17][18] Hacia el final de la guerra, se debatió, redactó y ratificó la Carta de las Naciones Unidas para reafirmar «la fe en los derechos fundamentales del hombre y en la dignidad y el valor de la persona humana» y comprometer a todos los Estados miembros a promover «el respeto universal a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos, sin hacer distinción por motivos de raza, sexo, idioma o religión, y la efectividad de tales derechos». [19] Cuando las atrocidades cometidas por la Alemania nazi se hicieron plenamente patentes después de la guerra, el consenso en la comunidad mundial fue que la Carta de la ONU no definía suficientemente los derechos a los que se refería[20][21] Se consideró necesario crear una declaración universal que especificara los derechos de las personas para hacer efectivas las disposiciones de la Carta sobre los derechos humanos[22].

Declaración Universal de los Derechos Humanos ¿Cuántas palabras?

Los traumáticos acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial pusieron de manifiesto que los derechos humanos no siempre se respetan universalmente. El exterminio de casi 17 millones de personas durante el Holocausto, incluidos 6 millones de judíos, horrorizó al mundo entero. Después de la guerra, los gobiernos de todo el mundo hicieron un esfuerzo concertado para fomentar la paz internacional y prevenir los conflictos. El resultado fue la creación de las Naciones Unidas en junio de 1945.

En 1948, los representantes de los 50 Estados miembros de las Naciones Unidas se reunieron bajo la dirección de Eleanor Roosevelt (Primera Dama de los Estados Unidos 1933-1945) para elaborar una lista de todos los derechos humanos de los que deberían disfrutar todas las personas del mundo.

El 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas anunció la Declaración Universal de los Derechos Humanos (DUDH): 30 derechos y libertades que nos pertenecen a todos. Siete décadas después, los derechos que incluían siguen siendo la base de toda la legislación internacional sobre derechos humanos.

Eleanor Roosevelt estuvo muy implicada en la defensa de los derechos civiles y el activismo social. Fue nombrada presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU que redactó la DUDH. En el décimo aniversario de la DUDH, Eleanor pronunció un discurso en las Naciones Unidas titulado «¿Dónde empiezan los derechos humanos?». Parte de su discurso se ha hecho famoso por captar la razón por la que los derechos humanos son para cada uno de nosotros, en todas las partes de nuestra vida cotidiana:

Derechos humanos de la ONU

Los derechos humanos se basan en valores que mantienen a la sociedad justa y equitativa. Incluyen el derecho a la vida, el derecho a la salud y el derecho a no ser torturado. La Declaración Universal de los Derechos Humanos contiene 30 derechos humanos que pertenecen a todos, en todas partes, simplemente porque son humanos. Entonces, ¿cuál es el derecho humano más importante?

La respuesta rápida: Todos los derechos humanos son igualmente importantes. Todos dependen unos de otros. La violación de un derecho suele llevar a la violación de otro derecho. No existe una jerarquía entre los derechos humanos. Todos deben ser respetados como normas mínimas para vivir una vida digna.

La situación de los derechos humanos varía mucho en el mundo. Mientras que algunos países son más propensos a violar los derechos civiles y políticos, otros no protegen con mayor frecuencia los derechos sociales, culturales y económicos. Qué derecho humano es más importante para ti puede depender de dónde vivas, cuál sea tu profesión y tu género, de dónde vengas, si perteneces o no a una minoría, si eres un niño o una persona mayor, puede depender de tu estatus social, tu riqueza o casta, tu salud o tu etnia y muchos otros factores.

Artículos sobre derechos humanos

Esto significa que nadie, ni siquiera el gobierno, puede intentar acabar con tu vida. También significa que el Gobierno debe tomar las medidas apropiadas para salvaguardar la vida elaborando leyes para protegerte y, en algunas circunstancias, tomando medidas para protegerte si tu vida está en peligro.

Si un miembro de tu familia muere en circunstancias en las que interviene el Estado, puedes tener derecho a una investigación. El Estado también está obligado a investigar las muertes sospechosas y las muertes bajo custodia.

Por supuesto, incluso en estas circunstancias, la fuerza utilizada debe ser esencial y estrictamente proporcionada. La fuerza es «proporcionada» cuando es apropiada y no más de lo necesario para resolver el problema en cuestión.

La obligación positiva del Estado de proteger la vida de una persona no es absoluta. Debido a la limitación de recursos, el Estado no siempre puede cumplir esta obligación. Esto podría significar, por ejemplo, que el Estado no tiene que proporcionar medicamentos para salvar la vida de todos en todas las circunstancias.

Una trabajadora social del equipo de violencia doméstica de una autoridad local utilizó argumentos de derechos humanos para conseguir un nuevo alojamiento para una mujer y su familia que corrían el riesgo de sufrir graves daños por parte de una ex pareja violenta. Basó su caso en la obligación de la autoridad local de proteger el derecho a la vida de la familia y el derecho a no ser tratado de forma inhumana o degradante.