junio 17, 2024

Declaracion universal de los derechos de los animales 1978

Convenio de las naciones unidas sobre salud y protección de los animales

Los orígenes filosóficos de los derechos de los animales se remontan a siglos atrás e incluyen a Platón, Einstein, Jesús, Lincoln y Albert Schweitzer. El movimiento establecido para la protección de los animales comenzó a finales del siglo XVIII y principios del XIX. En Inglaterra y varios estados norteamericanos se aprobaron leyes contra la crueldad hacia los animales. A mediados del siglo XIX se creó la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales y aparecieron movimientos contra la vivisección (investigación con animales).

El movimiento moderno por los derechos de los animales comenzó en la década de 1970, cuando el especialista en ética Peter Singer publicó Liberación animal. El libro atrajo rápidamente la atención internacional e inspiró a muchas personas a llevar estilos de vida sin crueldad. El movimiento por los derechos de los animales se intensificó en Estados Unidos en la década de 1980, cuando varias campañas de gran repercusión atrajeron la atención de los medios de comunicación. Tras una campaña, varios gigantes de la cosmética dejaron de experimentar con animales. Otra provocó pérdidas récord y una imagen pública irremediablemente empañada de la industria peletera. En la década de 1990, el activismo de base asumió un papel protagonista a la hora de determinar la dirección del movimiento. En los campus universitarios de todo el país, los estudiantes participaron en actos de desobediencia civil para protestar contra la vivisección en los campus y contra las peleterías locales. A medida que el movimiento entra en el siglo XXI, en la mayoría de los menús hay opciones vegetarianas/veganas, los derechos de los animales se enseñan en las escuelas y la ideología se ha convertido en un elemento permanente de nuestro paisaje cultural. Personas de toda condición tienen ahora la oportunidad de implicarse y formar parte de un movimiento que avanza en favor de los animales que sufren la explotación humana.

Declaración universal sobre el bienestar de los animales

El Día Internacional de los Derechos de los Animales se estableció en 1998, en el 50 aniversario de la firma de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, para destacar que todos los seres vivos de la Tierra tienen derecho al respeto, la vida y la protección frente a la explotación y el sufrimiento.

Según las estadísticas de la Organización Internacional para la Agricultura y la Alimentación, cada año se matan 70.000 millones de animales sólo para la producción de carne y cuero, lo que significa que ¡dos mil animales son sacrificados cada segundo! Y esto sólo con los datos oficiales sobre los animales de «granja» terrestre, ¡lo que en realidad significa que las cosas son mucho peores!

Para llamar la atención del público y solucionar el problema, en 1978 se estableció la Declaración Universal sobre el Bienestar Animal, basada en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, con el objetivo de detener la explotación y el asesinato de todos los seres vivos.

La Declaración Universal sobre el Bienestar Animal reivindica el derecho a la vida sin dolor, sufrimiento, explotación ni muerte causados intencionadamente, así como la responsabilidad humana de cuidar de la recuperación de la población de las distintas especies del planeta. También menciona que los animales tienen los mismos derechos y libertades que los humanos, y todas las acciones que conduzcan a una muerte injustificada están sujetas a delito contra la vida. La Declaración fue firmada por organizaciones ecologistas de todo el mundo.

Declaración de los derechos de los animales (2011)

La Declaración Universal sobre el Bienestar de los Animales (DUBA) es una propuesta de acuerdo intergubernamental para reconocer que los animales son sensibles, prevenir la crueldad y reducir el sufrimiento, y promover normas sobre el bienestar de animales como los de granja, de compañía, de investigación científica, de tiro, salvajes y de recreo.

Se propone que las Naciones Unidas adopten una UDAW. De ser aprobada por la ONU (como lo fue la Declaración Universal de los Derechos Humanos), la DUDM sería un conjunto de principios no vinculantes que reconocen la importancia de la sensibilidad de los animales y las responsabilidades humanas hacia ellos. Los principios se diseñaron para animar y permitir a los gobiernos nacionales introducir y mejorar la legislación y las iniciativas de protección de los animales.

La UDAW fue concebida por la Sociedad Mundial Protectora de Animales (WSPA), que ahora actúa como su Secretaría. Cuenta con el apoyo de cuatro socios principales: la American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA), Compassion in World Farming, la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA) y la Humane Society of the United States (HSUS).

Declaración universal de los derechos de los animales unesco

Esta guía ayuda a los investigadores a localizar información sobre el derecho de los animales en el contexto del derecho internacional y extranjero, centrándose en el derecho que aborda las cuestiones relativas al bienestar de los animales de compañía, los animales de granja y los animales utilizados en investigación.

En la actualidad, no existe ningún tratado mundial que regule la protección del bienestar animal. La propuesta de Convención de las Naciones Unidas sobre Salud y Protección de los Animales (UNCAHP) fue presentada por expertos en derecho animal en 2019, pero aún no ha sido adoptada.

En 1978, se presentó a la UNESCO la Declaración Universal de los Derechos de los Animales. Más recientemente, organizaciones de defensa de los animales como la World Animal Protection (antes World Society for the Protection of Animals) y la ASPCA están liderando una campaña de recogida de firmas para presentar a las Naciones Unidas junto con el texto de la Declaración Universal sobre el Bienestar Animal (DUBA).

Otro texto propuesto es la Convención Internacional para la Protección de los Animales de 1988. Para más información, véase «Movimiento hacia una Convención Internacional para la Protección de los Animales: The Further Adventures of Four Rabbits» de D.S. Favre (en Animal Welfare and the Law (1989)).