mayo 19, 2024

Cuantos cuerpos celestes hay en el universo

Qué es el universo

No hace tanto tiempo, cuando yo era un niño, los únicos planetas que conocíamos eran los de nuestro propio Sistema Solar. Sólo conocíamos los planetas rocosos, nuestros cuatro gigantes gaseosos, y las lunas, asteroides, cometas y objetos del cinturón de kuiper (que entonces sólo eran Plutón y Caronte).

Pero estos eran sólo los mundos que rodean a nuestro Sol, que alberga (según la definición actual) ocho planetas. Nuestro Sol es sólo una de los doscientos o cuatrocientos mil millones de estrellas que se calcula que hay en nuestra Vía Láctea, y al mirar hacia el cielo nocturno, uno no puede evitar preguntarse cuántas de esas estrellas tienen planetas propios, y cómo son esos mundos.

Podemos pensar que nuestro Sol es típico y relativamente tenue, ya que un número desproporcionado de estrellas visibles a nuestros ojos en el cielo nocturno son estrellas de clase O, B y A. Pero en realidad, el Sol es más masivo e intrínsecamente más brillante que el 95% de las estrellas de nuestra galaxia. Las estrellas enanas rojas, de clase M, que no tienen más del 40% de la masa de nuestro Sol, constituyen 3 de cada 4 estrellas que hay.

Cuántos planetas hay en el sistema solar

Un objeto astronómico o celeste es una entidad, asociación o estructura física que existe en el universo observable[1] En astronomía, los términos objeto y cuerpo se utilizan a menudo de forma intercambiable. Sin embargo, un cuerpo astronómico o celeste es una entidad única, fuertemente unida y contigua, mientras que un objeto astronómico o celeste es una estructura compleja, menos cohesionada, que puede estar formada por múltiples cuerpos o incluso por otros objetos con subestructuras.

Algunos ejemplos de objetos astronómicos son los sistemas planetarios, los cúmulos de estrellas, las nebulosas y las galaxias, mientras que los asteroides, las lunas, los planetas y las estrellas son cuerpos astronómicos. Un cometa puede identificarse como cuerpo y como objeto: Es un cuerpo cuando se refiere al núcleo congelado de hielo y polvo, y un objeto cuando describe el cometa completo con su coma difusa y su cola.

Se puede considerar que el universo tiene una estructura jerárquica[2] En las escalas más grandes, el componente fundamental del conjunto es la galaxia. Las galaxias se organizan en grupos y cúmulos, a menudo dentro de supercúmulos más grandes, que se encadenan a lo largo de grandes filamentos entre vacíos casi vacíos, formando una red que abarca el universo observable[3].

¿Cuántas galaxias hay?

Nuestra galaxia, la Vía Láctea, contiene un mínimo de 100.000 millones de planetas, según un estudio estadístico detallado basado en la detección de tres planetas situados fuera de nuestro sistema solar, llamados exoplanetas.

Los resultados del estudio muestran que nuestra galaxia contiene, de media, un mínimo de un planeta por cada estrella. Esto significa que es probable que haya un mínimo de 1.500 planetas a tan sólo 50 años luz de la Tierra.

El estudio se basa en las observaciones realizadas a lo largo de seis años por la colaboración PLANET (Probing Lensing Anomalies NETwork), que utiliza una técnica denominada microlente para estudiar la galaxia en busca de planetas. En esta técnica, una estrella actúa como una lente de aumento para iluminar la luz de una estrella de fondo. Si hay planetas orbitando alrededor de la estrella en primer plano, la luz de la estrella de fondo se aclara aún más, revelando la presencia de un planeta que, de otro modo, sería demasiado débil para ser visto.

El estudio también concluye que hay muchos más planetas del tamaño de la Tierra que mundos hinchados del tamaño de Júpiter. Una estimación aproximada de este estudio apuntaría a la existencia de más de 10.000 millones de planetas terrestres en nuestra galaxia.

Comentarios

Desde la antigüedad clásica, pasando por las primeras fábulas como el Somnium de Johannes Kepler (1634) o El hombre en la luna de Francis Godwin (1638), hasta las invasiones marcianas como la descrita por H. G. Wells, durante la mayor parte de nuestra historia hemos dado por sentado que los mundos más cercanos a la Tierra deben estar habitados. No había ninguna razón para pensar lo contrario, hasta que la ciencia empezó a encontrarlos. Para que un planeta sea habitable, tienen que darse varias circunstancias que no son especialmente abundantes. Hoy sabemos que no hay vida inteligente en la Luna, Venus y Marte, pero también sabemos que sólo en nuestra galaxia hay posiblemente miles de millones de planetas. Con la ciencia actual, ¿cuántos de ellos podrían parecerse a nuestro mundo e incluso albergar seres con los que podríamos comunicarnos?

En 1995, los astrónomos Michel Mayor y Didier Queloz detectaron el primer exoplaneta en una estrella similar al Sol, 51 Pegasi b (hoy llamado Dimidium). Tres años antes, Aleksander Wolszczan y Dale Frail habían descubierto los primeros planetas extrasolares confirmados, pero éstos orbitaban alrededor de un púlsar, por lo que no eran aptos para la vida. Y aunque con una temperatura superficial estimada de casi 1.000°C el planeta descubierto por Mayor y Queloz es también un infierno inhabitable, su descubrimiento lanzó la caza de posibles gemelos terrestres.