mayo 19, 2024

Cuadro el origen del universo

Cuáles son las 3 principales teorías sobre el origen del universo

El universo es grande tanto en el espacio como en el tiempo y, durante gran parte de la historia de la humanidad, estuvo fuera del alcance de nuestros instrumentos y nuestras mentes. Esto cambió radicalmente en el siglo XX. Los avances fueron impulsados por igual por ideas poderosas -desde la relatividad general de Einstein hasta las modernas teorías de las partículas elementales- y por instrumentos potentes -desde los reflectores de 100 y 200 pulgadas que construyó George Ellery Hale, que nos llevaron más allá de nuestra galaxia, la Vía Láctea, hasta el telescopio espacial Hubble, que nos ha llevado al nacimiento de las galaxias-. En los últimos 30 años, el ritmo de los avances se ha acelerado con la constatación de que la materia oscura no está formada por átomos ordinarios, el descubrimiento de la energía oscura y la aparición de ideas audaces como la inflación cósmica y el multiverso.

El tema general de la historia de nuestro universo es la evolución desde la simplicidad de la sopa de quarks hasta la complejidad que vemos hoy en las galaxias, las estrellas, los planetas y la vida. Estas características surgieron una a una durante miles de millones de años, guiadas por las leyes básicas de la física. En nuestro viaje al principio de la creación, los cosmólogos recorren primero la historia bien establecida del universo hasta el primer microsegundo; después, hasta 10-34 segundos después del comienzo, para lo que las ideas están bien formadas pero las pruebas aún no son firmes; y, por último, hasta los primeros momentos de la creación, para los que nuestras ideas son aún sólo especulaciones. Aunque el origen último del universo sigue estando fuera de nuestro alcance, tenemos conjeturas tentadoras, incluida la noción de multiverso, según la cual el universo comprende un número infinito de subuniversos desconectados.

Qué es el universo

No hay pregunta más profunda, duradera o fascinante en toda la ciencia que la de cómo empezaron el tiempo, el espacio y la materia. Ahora John Barrow, que ha estado a la vanguardia de la investigación en este campo y ha escrito extensamente sobre ello, nos guía en un viaje al principio del tiempo, a un mundo de temperaturas y densidades tan altas que no podemos recrearlas en una la

No hay pregunta más profunda, duradera o fascinante en toda la ciencia que la de cómo empezaron el tiempo, el espacio y la materia. Ahora John Barrow, que ha estado a la vanguardia de la investigación en este campo y ha escrito extensamente sobre ello, nos guía en un viaje al principio del tiempo, a un mundo de temperaturas y densidades tan altas que no podemos recrearlas en un laboratorio. Con nuevas ideas, Barrow nos adentra en las últimas teorías especulativas sobre la naturaleza del tiempo y el «universo inflacionario», explica los «agujeros de gusano», mostrando cómo influyen en el hecho de nuestra propia existencia, y considera si hubo una «singularidad» en el inicio del universo. Se trata de un tratamiento tan actual e intelectualmente rico, que aborda ideas y especulaciones en la frontera más lejana de la ciencia, que ni los novatos ni los expertos querrán perderse lo que Barrow tiene que decir. El origen del universo es «En el principio» para principiantes: la información más reciente de un científico y escritor científico de primera categoría.

Historia del universo

En 1911 fue admitido en la Escuela de Ingeniería. En el verano de 1914 planeó pasar sus vacaciones en bicicleta con un amigo en el Tirol, pero tuvo que cambiarlas a causa de la guerra en la que su país estuvo involucrado hasta 1918. Entonces regresó a la Universidad de Lovaina y cambió su orientación: se dedicó a las matemáticas y la física. Como seguía con su idea de ser sacerdote, tras obtener el doctorado en física y matemáticas entró en el seminario de Malinas y fue ordenado sacerdote por el cardenal Mercier el 22 de septiembre de 1923. Ese mismo año obtuvo dos becas de investigación, una del gobierno belga y otra de una fundación estadounidense, y fue admitido en la Universidad de Cambridge (Inglaterra) como investigador en astronomía.

Las ecuaciones de la relatividad general, formuladas por Einstein en 1915, permitieron estudiar el universo en su conjunto. El propio Einstein lo hizo, pero se encontró con un universo que no le gustaba: era un universo que cambiaba con el tiempo, y Einstein, por razones no científicas, prefería un universo inmutable en su conjunto. Para conseguirlo, realizó una maniobra que, al menos en ciencia, suele ser mala: introdujo en sus ecuaciones un término cuya única función era mantener el universo estable, de acuerdo con sus preferencias personales. Se trataba de una cantidad que llamó «constante cosmológica». Años después, dijo que fue el peor error de su vida.

Ensayo sobre el origen del universo

La teoría de la gravitación en el espacio-tiempo plano se resume brevemente y se aplica a los modelos cosmológicos. Estos modelos comienzan con un campo gravitatorio y sin materia. La energía gravitatoria se convierte en materia y la energía total se conserva. El universo que surge no tiene una singularidad (no hay big bang) y no se expande. El corrimiento al rojo es un efecto gravitacional. Se produce al convertir la energía gravitatoria en materia cambiando el campo gravitatorio. Esta es otra teoría de la gravitación diferente de la relatividad general que también da los resultados actualmente más aceptados de la relatividad general para campos gravitacionales débiles pero no tiene los problemas de la relatividad general con un big bang.

El universo actualmente más aceptado se basa en la teoría general de la relatividad (RG) de Einstein. La aplicación de la RG a modelos cosmológicos planos da como resultado un universo en expansión con una singularidad en el principio, el llamado big bang. El universo debe tener una inflación cósmica al principio para explicar nuestro gran universo.