mayo 19, 2024

Creacion del universo en 7 dias

Por qué Dios creó el mundo en 7 días

¿Te has preguntado alguna vez por qué nuestra semana tiene siete días? ¿Por qué el siete? Si te paras a pensarlo, el número siete no es un número «natural» que observemos en nuestro universo físico. Entonces, ¿cómo es que no utilizamos un número más natural (par) como el 10 (número de nuestros dedos) o el 12 (número de meses por año) o cualquier otro número? Dado que el año tiene 365 días, ¿por qué no dividirlo en 73 semanas de cinco días?

Todos los demás indicadores de tiempo habituales (es decir, días, meses, años) tienen una base astronómica que observamos en nuestro universo creado por Dios. Por ejemplo, un día se define por el tiempo que tarda la Tierra en girar una vez sobre su eje. Un mes es el tiempo (aproximado) de los ciclos de luna nueva; un año es el tiempo que tarda la tierra en completar una órbita alrededor del sol, y las estaciones están determinadas por los equinoccios y los solsticios (debido a la inclinación de la tierra de 23,5º hacia el sol). Sin embargo, la semana no tiene esa base natural.

No obstante, todos llevamos nuestra vida habitual basándonos en esta semana estándar de siete días (es decir, todos hacemos ciertas cosas en determinados días de la semana). El horario común es tener cinco o seis días «de trabajo» (la semana laboral) y uno o dos días «de descanso» (el fin de semana). Pero, ¿por qué nosotros, incluidos los cristianos, los budistas y los ateos, seguimos naturalmente este patrón? ¿Y de dónde viene este patrón?

La biblia de la creación

En el Corán aparecen pasajes relacionados con la creación en diferentes lugares, como por ejemplo «Ciertamente, en los cielos y en la tierra hay signos para los que creen. Y en la creación de vosotros mismos, y en el hecho de que los animales estén dispersos (por la tierra), hay signos para los que tienen una fe segura. Y en la alternancia de la noche y el día, y en el hecho de que Alá hace descender el sustento del cielo y revive con él la tierra después de su muerte, y en el cambio de los vientos, son signos para los que son sabios» (45:3-5).

El Big Bang… El Corán dice que «los cielos y la tierra estaban unidos como una unidad, antes de que los separáramos» (21:30). Después de esta gran explosión, Alá «se volvió hacia el cielo, que era (como) humo. Les dijo a él y a la tierra: ‘Juntaos, queriendo o sin querer’. Dijeron: ‘Venimos (juntos) en obediencia voluntaria'» (41:11). Así, los elementos y lo que se convertiría en los planetas y las estrellas comenzaron a enfriarse, reunirse y tomar forma, siguiendo las leyes naturales que Alá estableció en el universo.

Primer versículo de la Biblia

La cuestión de cómo interpretar los «días» del Génesis 1 se ha debatido durante cientos de años en el seno de la Iglesia cristiana. Los primeros capítulos del Génesis fueron explorados por su mensaje teológico (y no por sus afirmaciones científicas) por muchos pensadores cristianos notables mucho antes de que se acumularan las pruebas científicas de la gran edad del universo. La diversidad y sofisticación de los puntos de vista premodernos sobre el Génesis nos recuerda que la mejor interpretación no es, obviamente, la de los seis días de 24 horas.

Según uno de los enfoques literarios, la visión marco, el autor del Génesis 1 utiliza la semana regular -seis días de trabajo y luego un descanso sabático- como marco para describir la obra de la creación de Dios.    Los tres primeros días describen la creación de los reinos de habitación, mientras que los tres segundos días de la creación describen a los habitantes de esos reinos. Por ejemplo, las tinieblas y la luz se separan en el primer día, pero el sol, la luna y las estrellas no se crean hasta el cuarto día.    Como los cimientos de los días 4-6 se establecen en los días 1-3, vemos el diseño divino del cosmos (véase el cuadro).

Génesis en español

Acompáñeme mientras nos sumergimos en la historia de la creación, revelando el contexto bíblico de la primera semana de la creación. Te acercarás a los dos primeros capítulos del Génesis con una claridad renovada y tendrás una nueva comprensión de nuestro asombroso e intencional Dios.

Como toda buena historia, la creación comienza en Génesis 1:2 con su propio conflicto: la tierra no tiene forma y está vacía. En respuesta, los tres primeros días de la creación resuelven el problema de la falta de forma: Dios da forma a su creación separando la luz de la oscuridad, el cielo del océano y la tierra de las aguas.

Los tres días siguientes son paralelos a los tres primeros y resuelven el problema del vacío: Dios llena las formas que ha dado. El cuarto día llena el primer día: el día y la noche se llenan con el sol, la luna y las estrellas. El quinto día llena el segundo día: el cielo y el océano se llenan de pájaros y peces. Finalmente, el sexto día llena la tierra con animales, plantas, el hombre y la mujer. La estructura del templo de la creación se construye en los tres primeros días y luego se amuebla en los tres segundos.