mayo 24, 2024

Carta universal de los derechos del niño

Los derechos del niño de Unicef

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (CDN) es un acuerdo de derechos humanos internacionalmente vinculante. La convención tiene 54 artículos, 42 de los cuales establecen los derechos de los niños y los jóvenes. El resto se refiere a la forma en que los gobiernos deben dar a conocer y aplicar la convención.

Desde la ratificación del tratado, todos los niños del Reino Unido tienen más de 40 derechos específicos. Los diferentes derechos no están clasificados por orden de importancia. En cambio, interactúan entre sí para formar partes dinámicas de una unidad integrada.

Los miembros son elegidos por un período de cuatro años por los Estados Partes, de acuerdo con el artículo 43 de la Convención sobre los Derechos del Niño. Desempeñan sus funciones a título personal y pueden ser reelegidos si son propuestos.

El Comité de los Derechos del Niño supervisa la aplicación de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño por parte de los Estados Partes. Todos los países deben informar al comité sobre su labor en materia de derechos del niño cada cinco años. Durante el ciclo de informes, el comité habla con cada Estado para poder evaluar con precisión los derechos de los niños en ese país.

Enviar comentarios

En los países industrializados de principios del siglo XX, no existían normas de protección para los niños. Era habitual que trabajaran junto a los adultos en condiciones insalubres e inseguras. El creciente reconocimiento de las injusticias de su situación, impulsado por una mayor comprensión de las necesidades de desarrollo de los niños, condujo a un movimiento para protegerlos mejor.

La Sociedad de Naciones adopta la Declaración de Ginebra sobre los Derechos del Niño, redactada por Eglantyne Jebb, fundadora del Fondo Save the Children. La Declaración establece que todos los pueblos deben a los niños el derecho a: medios para su desarrollo; ayuda especial en tiempos de necesidad; prioridad para el socorro; libertad económica y protección contra la explotación; y una educación que inculque la conciencia y el deber social.

La Asamblea General de las Naciones Unidas adopta la Declaración de los Derechos del Niño, que reconoce, entre otros, el derecho de los niños a la educación, al juego, a un entorno propicio y a la atención sanitaria.

Con los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos y de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, los Estados miembros de las Naciones Unidas prometen defender la igualdad de derechos -incluyendo la educación y la protección- de todos los niños.

Derechos del niño pdf

No signatarioFirmado el 20 de noviembre de 1989[1]LugarCiudad de Nueva York[1]Efectivo el 2 de septiembre de 1990[1]Condición20 ratificaciones[2]Signatarios140[1]Partes196[1] (todos los estados elegibles excepto Estados Unidos)DepositarioSecretario General de la ONU[3]IdiomasÁrabe, chino, español, francés, inglés y ruso[1]Texto completo de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño en Wikisource

La Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño (comúnmente abreviada como CDN o CNUDN) es un tratado internacional de derechos humanos que establece los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, sanitarios y culturales de los niños[4] La Convención define al niño como todo ser humano menor de dieciocho años, a menos que la legislación nacional alcance antes la mayoría de edad[5].

Las naciones que han ratificado esta convención o se han adherido a ella están obligadas por el derecho internacional. Cuando un Estado ha firmado el tratado pero no lo ha ratificado, todavía no está vinculado por las disposiciones del tratado, pero ya está obligado a no actuar en contra de su propósito[6].

Los derechos del niño de las Naciones Unidas

Considerando que los pueblos de las Naciones Unidas han reafirmado en la Carta su fe en los derechos fundamentales del hombre y en la dignidad y el valor de la persona humana, y se han propuesto promover el progreso social y elevar el nivel de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad,

Considerando que las Naciones Unidas, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, han proclamado que toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en ella, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición,

Considerando que la necesidad de tales salvaguardias especiales ha sido declarada en la Declaración de Ginebra de los Derechos del Niño de 1924, y reconocida en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en los estatutos de los organismos especializados y de las organizaciones internacionales que se ocupan del bienestar de los niños,

Proclama la presente Declaración de los Derechos del Niño a fin de que éste tenga una infancia feliz y goce, en su propio bien y en el de la sociedad, de los derechos y libertades aquí enunciados, y exhorta a los padres, a los hombres y mujeres como individuos, y a las organizaciones voluntarias, autoridades locales y gobiernos nacionales a que reconozcan estos derechos y procuren su observancia por medio de medidas legislativas y de otra índole, adoptadas progresivamente de conformidad con los siguientes principios: